sábado, 24 de septiembre de 2011

FIEBRE AFTOSA EN VIETNAM. 2011

Al menos 102 personas, en su mayoría niños, han muerto y otras 47.628 han sido infectados en Vietnam por la fiebre aftosa desde el pasado enero, indicaron este miércoles los medios locales.

El Ministerio de Sanidad afirmó que el número de casos ha aumentado en los últimos meses y que prevé que continúe la tendencia hasta diciembre debido al inicio del año escolar, con lo que crece el peligro de transmisiones en los colegios.

El 96 por ciento de las víctimas mortales fueron niños de menos de cinco años.

Las autoridades aconsejaron a los profesores y a los padres que incrementen la higiene y las medidas preventivas y agregaron que la enfermedad está bajo control, aunque el índice de mortalidad es alto.

El pasado agosto, el primer ministro, Nguyen Tan Dung, hizo un llamamiento a los servicios de salud para que aumenten los controles y las medidas de prevención para atajar la enfermedad, que ha afectado sobre todo a las provincias del sur.

La fiebre aftosa en humanos, para la que no existe vacuna ni tratamiento específico, provoca, por lo general, fiebre y ampollas en la boca, las manos y los pies, aunque los pacientes suelen recuperarse tras unos días de reposo.

Sin embargo, los niños vietnamitas han sido infectados por una cepa más severa de la enfermedad, el enterovirus 71 (EV-71), que puede provocar parálisis, meningitis e incluso la muerte.

El virus se contagia de forma fácil al toser o estornudar y afecta principalmente a los menores.


Anteriormente se había informado lo siguiente:

Fiebre aftosa humana: 15.799 afectados en China
La cifra actualizada fue difundida hoy por la agencia oficial de noticias Xinhua, que señala que los muertos por la enfermedad son 26, aunque el portal Sina.com informa de dos nuevas defunciones en las últimas horas en la región autónoma sureña de Guangxi Zhuang, y en la provincia central de Hunan.
Con estos serían 28 el total de niños muertos desde que se inició el brote, aunque el Ministerio de Sanidad chino declinó confirmar a Efe esta cifra.
El brote se extiende por todo el país y ha obligado al cierre temporal de dos guarderías en Pekín, donde se han registrado 1.482 casos en lo que va de año, la mayoría en guarderías.
La metrópolis oriental de Shanghai informó de 1.988 infecciones, mientras que la superpoblada Henan, en el centro del país, registra 1.385 casos.
Además se han registrado brotes en las provincias de Anhui, la más afectada por la epidemia, Jiangsu, Jiangxi, Zhejiang, al este, Hunan, Hubei, Shaanxi, en el centro, Hebei al noreste, Cantón en el sur, Chongqing y en las últimas horas en Yunnan en el suroeste.
En Yunnan el número de casos asciende de momento a 113, en Guangxi Zhuang a 169, en Jilin al noreste, a 61, y en Hainan en el sur, por donde acaba de pasar la antorcha olímpica, hay 81 casos.
Dos virus desencadenan fiebre aftosa humana, (que no tiene relación con la enfermedad del mismo nombre que afecta al ganado): el 'enterovirus 71' (EV71) y el 'Coxsackie A16', con síntomas similares.
El EV71 es el causante de la mayoría de muertes registradas en China, según las autoridades sanitarias locales, que esperan que aumenten los casos a medida que suben las temperaturas.
Este virus, altamente contagioso, se manifiesta al principio con una ligera fiebre, seguida de llagas y úlceras en la boca, y erupciones en manos y pies.
El 'Coxsackie A16', también muy contagioso, puede derivar en distintos cuadros de síntomas, como el síndrome del mano-pie-boca, cuyas principales características son úlceras dolorosas en la boca y ampollas en las palmas de las manos, dedos y pies.
De momento no existe una vacuna para esta enfermedad, por lo que los expertos están tratando de encontrar un tratamiento efectivo, aunque la mayoría de niños que padecen una variante benigna suelen recuperarse a los pocos días.
Las medidas preventivas incluyen desinfectar utensilios usados, evitar el contacto con manos o superficies sucias y con mucosas humanas, y no frecuentar lugares muy poblados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada