jueves, 26 de mayo de 2011

COMPORTAMIENTO DEL GATO

Dos Problemas Frecuentes de Comportamiento

Los gatos utilizan la vocalización principalmente para relacionarse y también para transmitir información. Los arañazos se pueden considerar así mismo una forma de comunicación o de expresión.

Los gatos, al igual que las personas, también necesitan comunicarse, con nosotros y con otros animales. Estamos más familiarizados con sonidos como el ronroneo y los gruñidos, pero hay muchos otros sonidos que los gatos pueden hacer, y gran variedad de motivos para vocalizar. Los arañazos también se pueden considerar como una forma de comunicación o de expresión (mediante feromonas), además de otras muchas razones perfectamente normales.

Maullidos

En cuanto a la vocalización, los gatos la utilizan principalmente para relacionarse, pero también para transmitir información. Así pues, un cambio en el comportamiento y vocalización del gato puede significar un inicio de alteración médica o una enfermedad incipiente que cursen con dolor. También puede ser la expresión de la muerte o partida de una persona o animal. En este último caso se deben mantener las mismas costumbres y dar más atenciones al gato.

Normalmente los gatos sanos maúllan en busca de atención, esperando una reacción del propietario en forma de comida, juegos, caricias, salir al exterior, o simplemente, atención. Otros de los principales desencadenantes de las vocalizaciones en estas mascotas son las tendencias dentro de las diferentes razas de gatos, como por ejemplo en el caso de las razas asiáticas, como la siamesa, que suelen ser más vocales. Para desanimar al gato a no maullar en estas circunstancias, simplemente hay que ignorarlo cuando lo hace. Cuando está callado y portándose bien es cuando hay que prestarle atención o darle un premio de comida o golosinas para reforzar esta conducta.

Si se trata de un gato al que se debe cambiar la costumbre de vivir fuera se aconseja esterilizarlo para quitar los impulsos de salir para buscar una pareja. Se deben crear programas de juegos para incrementar la actividad y el entretenimiento. Se pueden usar productos que dejen un olor indeseable para el gato alrededor de la puerta de salida.

Arañazos

Con respecto a los arañazos, primero hay que entender que es un comportamiento normal del gato. Por eso, nuestro objetivo no debe ser eliminar esta actividad, sino que lo haga en un lugar apropiado.

Los gatos también tienen sus preferencias, así que debemos considerar dónde están ubicados los objetos que el gato arañe, cuál es su textura, forma y la altura a la que araña. Después de haber encontrado un objeto que sea aceptable para ser arañado (poste de madera envuelto en cuerda, un tronco de madera o una tabla forrada con moqueta), hay que colocarlo cerca del lugar donde suele arañar (si se quiere desplazar a un lugar mejor, no debe moverse más de 10 cm cada día). Al mismo tiempo, se pueden cubrir los objetos que normalmente araña y que no se desea que lo haga con algo poco atractivo o incluso molesto, como por ejemplo cinta adhesiva de doble cara, papel de aluminio, hojas de papel de lija. También se pueden rociar con esencias de pino, eucalipto o limón diluidas.

Una buena forma de evitar las consecuencias del arañado es manteniendo un buen cuidado o higiene de las uñas. Se deben cortar aproximadamente cada dos o tres semanas. Para hacer esto, lo mejor es acostumbrar al gato a este tipo de manipulaciones gradualmente. Al cortar las uñas, se debe tener cuidado para no cortar la parte rosada, ya que sangrará y será doloroso, lo cual provocará reacciones agresivas.

Aunque sea molesto ese comportamiento, el castigo por sí solo no ayudará a solucionar el problema de los arañazos indeseados. De todas formas, el castigo debe aplicarse en el mismo momento que se descubre al gato arañando donde no debe, si no, no es efectivo. Para el castigo se puede utilizar por ejemplo un ruido fuerte o algo que haga acabar la conducta pero que no lo pueda asociar al propietario.

La desungulación tiene que ser la última opción. Debe evitarse ya que el gato necesita arañar para liberar energía, marcar el territorio y ejercitar sus músculos. Al eliminar la última falange, el gato se ve obligado a cambiar la postura de caminar afectando al movimiento. Existen también unas fundas o uñas postizas que se pueden aplicar constituyendo la mejor alternativa a la desungulación. Se trata de unas fundas transparentes que evitan que puedan dañar muebles y tapizados cuando utilizan sus uñas sobre ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada