miércoles, 9 de septiembre de 2015

OIE: ERRADICACIÓN DE LA PESTE DE LOS PEQUEÑOS RUMIANTES. Joaquín Ventura G. 2015

La OIE se fija un plazo de 15 años para erradicar la peste de los pequeños rumiantes en todo el mundo

Sería la segunda enfermedad animal eliminada por el hombre tras la peste bovina

La Organización Internacional de Sanidad Animal (OIE) se ha fijado un plazo de 15 años para conseguir la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes (PPR), según explica un comunicado de la entidad supranacional firmado por su presidente, Bernard Vallat. Si se consigue el objetivo será todo un logro, ya que el plazo corresponde a la mitad del tiempo que fue necesario para la erradicación de la peste bovina.

La PPR se ha extendido a un ritmo alarmante durante los últimos 15 años, llegando a regiones que anteriormente no habían sido afectadas por la enfermedad. Identificada por primera vez en Costa de Marfil en 1942, está presente en la actualidad en cerca de 70 países de África, Oriente Medio y Asia, en los cuales se concentra más del 80 por ciento de la población mundial de ovejas y cabras.

La enfermedad es muy contagiosa. Una vez introducido, el virus puede infectar hasta el 90 % de un rebaño y la enfermedad puede matar entre el 30 y el 70 % de los animales infectados. Las pérdidas económicas que genera afectan a las poblaciones rurales vulnerables, arruinando la producción animal nacional y regional.

“Si no se implementa ningún plan de acción, la PPR podría extenderse aún más, acentuando unas pérdidas socioeconómicas que son devastadoras y el sufrimiento de millones de agricultores pobres, la mayoría de los cuales son mujeres, quienes dependen de las ovejas y las cabras para su sustento”, explica Vallat en su comunicado.

OIE y FAO trabajarán juntas para erradicar la peste de los pequeños rumiantes

Debido a la situación, que podría calificarse como de emergencia veterinaria (incluso humanitaria, debido a la vulnerabilidad de las comunidades en las que se da más habitualmente esta enfermedad del ganado), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han desarrollado una estrategia mundial para el control y la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes en el marco del Grupo de Trabajo FAO/OIE GF-TADs (Marco Global para el Control Progresivo de las Enfermedades Transfronterizas de los Animales).

Para cumplir el objetivo de control mundial y erradicar la enfermedad en un plazo de quince años es necesario contar con los fondos suficientes y con el compromiso político sólido de todos los gobiernos. El presidente de la OIE se muestra moderadamente optimista: “Las lecciones aprendidas son valiosas y nos enseñan el camino del éxito”. Vallat se refiere a la estrategia que se siguió para erradicar la peste bovina, cuyo modelo ha permitido desarrollar un método progresivo y por etapas para el control y la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes.

Hay que tener en cuenta que el programa de control y erradicación de la peste de los pequeños rumiantes es una combinación de tres componentes interrelacionados: control y erradicación de la peste de los pequeños rumiantes en sentido estricto, refuerzo de los servicios veterinarios y prevención y control simultáneo de otras enfermedades importantes de ovejas y cabras.

Las inversiones necesarias durante los próximos 15 años serán considerables, aunque todavía no hay una estimación precisa, pero según la OIE merecerá la pena ya que la erradicación de la PPR “tendrá un impacto significativo en la producción de alimentos, la nutrición, los ingresos y la capacidad de recuperación de los medios de subsistencia de más de 330 millones de agricultores pobres en todo el mundo mediante la mejora de la productividad y la rentabilidad de sus granjas”.

Vallat recuerda además que en un contexto globalizado, donde los intercambios comerciales entre zonas muy distantes facilitan la propagación a gran escala de los patógenos, el control de enfermedades transfronterizas como la PPR resulta del máximo interés tanto para los países donde hay casos como para los que todavía se mantienen indemnes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada