domingo, 6 de mayo de 2012

VIRUS BACTERIANOS, BACTERIÓFAGOS, FAGOS

Bacteriófagos Los bacteriófagos son la entidad biológica más abundante de la biosfera, siendo considerados los antagonistas naturales de todas las bacterias del medioambiente. Estructura de un Bacteriófago Los bacteriófagos son la entidad biológica más abundante de la biosfera, siendo encontrados en todos los ambientes donde existe vida. Se caracterizan por ser pequeñas partículas virales capaces de invadir única y exclusivamente bacterias, de ahí el origen de su nombre, donde “Fago” proviene del griego “Para comer”, es decir, “Para comer bacterias”. Su estructura esta compuesta de diferentes unidades proteicas y una unidad de material genético, lo que los hacen ser partículas muy simples y que no encajan dentro de las características de un organismo vivo. Se conocen por ser los antagonistas naturales de las bacterias, provocando naturalmente entre un 20% y un 50% de la mortalidad bacteriana, ya que para poder “sobrevivir”, estas partículas virales requieren reconocer específicamente a una bacteria, ingresar a su sistema y utilizar su maquinaria celular para replicarse y poder producir copias de sí mismo. Los bacteriófagos reconocen especificamente a una especie bacteriana ya que son capaces de unirse a alguna característica única de la superficie de la bacteria, llamado “Receptor”, y así poder insertar su material genético con el que serán capaces de crear las copias de sí mismos. Se cree que los bacteriófagos poseen una especie de jeringa, con la que al estar acoplados a la bacteria, insertan su DNA a la bacteria, el cual entrará en alguno de los 2 tipos de replicación existente. Ciclos de replicación Los bacteriófagos poseen 2 ciclos de replicación conocidos como Ciclo Lítico (Virulento) y Ciclo Lisogénico (Temperado), con los cuales logran crear múltiples copias de ellos mismos. Un bacteriófago que utiliza el ciclo lisogénico, se integra al material genético de la bacteria y permanece latente hasta que alguna señal produce que se comiencen a producir copias de sí mismo. En cambio un bacteriófago que utiliza un ciclo lítico rapta la maquinaria de la bacteria para sólo producir más copias de sí mismo, provocando que la bacteria sea eliminada en el proceso. Esquema de los ciclos de replicación de un Bacteriófago. (Maura y Debarbieux, 2011) Control Biológico Mantener los microorganismos controlados sin utilizar productos químicos. Microfotografía de un Bacteriófago ingresando a una bacteria. Desde el año 1919 se considera que los bacteriofágos pueden ser utilizados como agentes de eliminación bacteriana, lo que podría tener una utilidad en diversos escenarios, donde la presencia de bacterias no es deseable. Los estudios para su uso con este tipo de enfoques se vieron truncados con el descubrimiento de los antibióticos en 1942, ya que estos eran de un mayor espectro de acción y presentaban ciertas ventajas como terapia antibacterial. El desarrollo de los tratamientos antibacterianos basados en bacteriofagos quedó entonces relegado a los países soviéticos, donde se lograron diversos avances en la materia, pero nunca lograron despegar como método antibacterial efectivo. Actualmente, el indiscriminado uso de los antibióticos y las repercusiones que han tenido en los ecosistemas ha abierto las puertas para la aparición de nuevos métodos de eliminación de bacterias, donde los bacteriofágos llevan la delantera, al presentar características únicas que los hacen candidatos ideales para reemplazar a las antiguas metodología utilizadas, presentándose como una herramienta económica, efectiva y amigable con el medioambiente. Control bacteriano en alimentos Uno de los principales objetivos en el uso de los bacteriófagos es el control de bacterias patógenas en alimentos, ya que estos están expuestos a ser contaminados mediante diversas vías o por la misma manipulación que el hombre realiza sobre ellos, es por esto que surge la necesidad de contar con un método sin origen químico, para no dañar las características propias del alimento ni provocar intoxicaciones. Los bacteriófagos son seguros Al ser virus mucha gente podría pensar que los bacteriófagos son dañinos para el ser humano y el medio ambiente, pero esto no es así. Los bacteriófagos están naturalmente diseñados para atacar única y exclusivamente bacterias, por lo que es imposible que afecten a células eucariontes, como lo son las de plantas y animales. Además, es importante considerar que son el microorganismo más abundante en el planeta, por lo que se encuentran desde el agua que tomamos, el aire que respiramos e incluso dentro del propio organismo humano, sin causar efectos adversos. Por otro lado, estos microorganismos a pesar de ser un producto biotecnológico, no son producto de ingeniería genética o transgénicos, por lo que son absolutamente ecológicos y naturales. “Biotecnólogos crean producto que combate bacteria Escherichia coli” Publicado por Diego Belmar el 14.12.2011 en En la Prensa, PHT | Comentar → Durante el día de hoy, nuestro producto Safer fue destacado por el diario electrónico Nación.cl como un nuevo e interesante emprendimiento para el control de Escherichia coli en alimentos. Tres jóvenes egresados de la escuela de Ingeniería en Biotecnología de la Universidad Andrés Bello, crearon uncomplemento denominado “Safer” cuyo propósito es evitar que la peligrosa bacteria Escherichia coli actúe en el proceso digestivo de los alimentos. El producto, que pronto será lanzado al mercado, es a base de bacteriófagos los que pretenden ser usados comocomplemento alimenticio, que permita controlar bacterias patógenas en alimentos y preparaciones de consumo humano. La idea es que sea utilizado desde hogares hasta casinos, hoteles, restaurantes y todo lugar donde se manipulen alimentos y que puedan ser foco de intoxicaciones masivas. VENTAJAS - Protege el alimento de la presencia de la Eschericia coli a lo largo del tiempo - No es tóxico- - Absolutamente seguro para las personas- - Los bacteriófagos se mantienen intactos el color, sabor y aroma de los alimentos - Tiene un origen completamente biológico y natural - Es de bajo costo Los creadores de Safer, Hans Pieringer, Diego Belmar y Nicolás Ferreira, tienen un amplio currículo como profesores, ayudantes, co autores de diversas publicaciones, magísteres y se encuentran ahora consolidando su emprendimiento al fundar en 2009 Phage Techonlogies. Cuentan con la experiencia para el manejo y producción de bacteriófagos, llevando a cabo diversos proyectos en al área de la microbiología. En el último tiempo, se ha definido a la biotecnología como a la disciplina que en el futuro inmediato deberá entregar las respuestas para un mundo con recursos limitados y una población creciente, especialmente en países considerados como pobres. Expertos en cuestiones energéticas referidas a la alimentación estiman que a 2025 la mitad de las calorías demandadas por la población mundial serán suministradas por la mejoras biotecnológicas tanto en los cultivos como en las fibras. A esta realidad deberán sumarse las mejoras y seguridades que permitan un consumo seguro. Las capacidades de estos jóvenes profesionales les han permitido contar con diversos apoyos de connotados profesionales que ven en su apuesta y en sus conocimientos y habilidades un futuro auspicioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada