domingo, 25 de enero de 2015

NUEVAS CEPAS DEL VIRUS INFLUENZA AVIAR 2014

FAO 2015

La reciente aparición de una cepa del virus de la gripe aviar en aves de corral en el sureste asiático, conocida como A(H5N6), representa una nueva amenaza para la sanidad animal y los medios de subsistencia, por lo que requiere un estrecho seguimiento y la FAO insta a mantener la vigilancia.
Las autoridades chinas informaron por primera vez del virus de la gripe A (H5N6) en aves de corral en abril de 2014. Desde entonces, la República Democrática Popular Lao y Vietnam también han detectado el virus H5N6 en aves domésticas. 

"Los virus de la gripe están constantemente mezclándose y recombinándose para formar nuevas amenazas", aseguró el jefe veterinario de la FAO, Juan Lubroth. "Sin embargo, el H5N6 es especialmente preocupante, ya que se ha detectado en varios lugares muy alejados unos de otros, y porque es altamente patógeno, lo que significa que las aves infectadas enferman rápidamente y que, en 72 horas, las tasas de mortalidad son muy elevadas". 

El hecho de que el virus sea de gran virulencia en gallinas y gansos y se extienda potencialmente a gran parte del sureste asiático se traduce en una verdadera amenaza para los medios de vida relacionados con la avicultura. La producción avícola contribuye a los ingresos de cientos de millones de personas en toda la subregión. 

La OIE, que trabaja junto con la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para apoyar las respuestas de los países frente a las amenazas de enfermedades animales y humanas, también está siguiendo de cerca la situación. 

"Una vigilancia eficaz y una detección temprana de enfermedades animales en su origen son dos claves principales para reducir el riesgo de propagación y para garantizar un comercio seguro. La OIE hace un llamamiento a sus 180 países miembros para que respeten su compromiso y notifiquen de inmediato al Sistema Mundial de Información Sanitaria (WAHIS) cualquier brote detectado en su territorio", subrayó el Director General de la OIE, Bernard Vallat.

Tan sólo se ha informado de un caso de H5N6 en seres humanos después del contacto con aves de corral poco después de su detección en China. Más tarde, esta persona afectada falleció. No se han producido otros casos humanos. Aunque la comunidad científica todavía está intentando discernir la dinámica de esta nueva cepa, es poco probable que el H5N6 represente una amenaza inmediata y significativa para la salud humana. 

"La evidencia actual sugiere que el H5N6 representa una amenaza limitada para la salud humana en este momento", señaló la epidemióloga de la OMS Elizabeth Mumford. "Se ha detectado en muchos lugares en aves de corral; sin embargo, sólo se ha informado de una infección humana. Esto sugiere que el virus no salta fácilmente de los animales a las personas. Por supuesto, todavía tenemos que permanecer alerta, porque la prevalencia en aves de corral y, por tanto, la exposición humana podría aumentar durante el invierno", añadió Mumford.  

Aunque los riesgos para la salud pública que plantea el H5N6 actualmente parecen bajos, otros patógenos, incluyendo otros subtipos de virus de la gripe como H5N1 y H7N9, pueden ser todavía motivo de preocupación. La FAO y la OMS recomiendan a los consumidores seguir las pautas adecuadas de higiene, preparación de los alimentos e inocuidad alimentaria. Estas incluyen: lavarse las manos con frecuencia, limpiar los utensilios y las superficies utilizadas durante la preparación de alimentos y el consumir productos de carne de aves de corral bien cocinados. La gente también debe evitar la manipulación de aves enfermas o aquellas que han muerto a causa de una enfermedad

Teresa García Rubio 2014

Alemania, Países Bajos y Reino Unido han confirmado la presencia de una nueva cepa del virus H5N8 de la gripe aviar en granjas de aves de corral y las autoridades alemanas han encontrado también el virus en un ave silvestre.
Según publica la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), una nueva cepa de gripe aviar detectada en Europa, similar a las que han circulado en Asia en 2014, plantea una amenaza para el sector avícola europeo, especialmente en los países de bajos recursos situados a orillas del Mar Negro y de las rutas migratorias de las aves silvestres del Atlántico oriental.

A principios de este año, la República Popular de China, Japón y la República de Corea notificaron brotes de H5N8 en aves de corral, así como trazas en aves migratorias y aves acuáticas. La presencia del virus en un lapso tan breve en tres países europeos, tanto en aves silvestres como en tres sistemas de producción muy diferentes, parece indicar que las aves silvestres pueden haber participado en la propagación del virus, han explicado los expertos de la FAO y la OIE.

Hasta el momento no se ha confirmado que el virus H5N8 infecte a las personas. Aún así, es muy patógeno para las aves de corral y causa una elevada mortalidad, particularmente en pollos y pavos. El virus también puede infectar a las aves silvestres, que muestran pocos síntomas. Se sabe por otras cepas del virus de la gripe que las aves silvestres pueden transportar el virus a través de largas distancias.

Si los sistemas de producción avícola con condiciones escasas de bioseguridad se infectan en países con una limitada prevención veterinaria, el virus podría propagarse por las granjas con efectos devastadores, tanto para los medios de subsistencia vulnerables como para las economías de los países y el comercio. La mejor manera de que los países se protejan de estos efectos es fomentar mejores medidas de bioseguridad y mantener sistemas de vigilancia que detecten los brotes pronto y permitan a los servicios veterinarios responder con rapidez.

Los virus de la gripe aviar siguen evolucionando y surgen con potenciales amenazas para la salud pública, la seguridad alimentaria y la nutrición, para los medios de subsistencia de los criadores vulnerables de aves de corral, así como para el comercio y la economía de los países. Por lo tanto, La OIE y la FAO recomiendan una vigilancia extrema, a la vez que es necesario mantener y financiar actividades graduales de control.

En particular, aconsejan que los países en riesgo:
- Incrementen las actividades de vigilancia para la detección temprana del virus H5N8 y otros virus de la gripe.
- Mantengan y fortalezcan la capacidad de respuesta rápida de los servicios veterinarios.
- Refuercen las medidas de bioseguridad, con especial énfasis en reducir al mínimo el contacto entre las aves de corral y las aves silvestres.
- Sensibilicen a los cazadores y a otras personas que puedan entrar en contacto con la fauna silvestre con el fin de informar pronto de aves silvestres enfermas o muertas.

No se han producido casos humanos en relación a la nueva cepa de la gripe aviar. Sin embargo, esta última está relacionada con el virus H5N1, del que se sabe que se propagó desde Asia a Europa y África en 2005-2006. La epidemia de H5N1, que también afectó a las aves silvestres, ha causado la muerte de casi 400 personas y cientos de millones de aves de corral hasta la fecha. Por este motivo se recomienda actuar con prudencia y extremar las precauciones en las intervenciones con animales.

Además, las autoridades de los Países Bajos informaron de que el pasado 30 de noviembre se sacrificaron las 28.000 ponedoras de una granja Zoeterwoude debido a la detección de la cepa H5N8 del virus, así como se implementó un zona de seguridad alrededor de la granja afectada de 10 kilómetros, en la que no hay localizada ninguna explotación avícola. Además, han anunciado que todas las granjas de patos del país se encuentran libres del virus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada