viernes, 1 de abril de 2011

LA MEDICINA VETERINARIA Y YO (9) Patricio Berríos Etchegaray. Viajes a Perú y México. Mi paso fugaz por las Universidades privadas

Viajes a Perú y México. Mi fugaz paso por las universidades privadas


1.- Viaje a Lima y Huánuco, Perú. 2002

En septiembre de 2002 fui invitado a Perú al XVI Congreso Nacional de Ciencias Veterinarias en Huánuco donde dicté una conferencia sobre virus influenza en animales domésticos: emergencia y reemergencia. Además en Lima participé en el Curso Internacional de Animales Menores en el cuarto módulo sobre Avances en enfermedades virales. Vacunación, bases y tipos de vacunas. Interactivo. Di una charla de 4 horas sobre vacunas y vacunaciones. Esto ante unos 100 veterinarios de terreno. El Decano del Colegio Médico Veterinario Departamental de Huánuco era el Dr. Ubaldo Flores B.

En la Universidad Científica del Sur de Lima, Escuela de Medicina Veterinaria y Zootecnia, dicté una charla sobre la influenza aviar en Chile en el Foro Veterinario "Enfermedades Virales Emergentes en Aves organizado por mi amigo Dr. Antonio Ramírez V.En Lima mi estadía fue todo un éxito, tanto desde el punto de vista científico como social, fui invitado al Hipódromo de Lima a ver unas carreras en la noche y acompañado de exquisitos pisco sour peruano. Además me invitaron a cenar a un lugar distinguido, demás está decir que la comida era realmente exquisita. Quienes me acompañaron eran unas bellísimas personas.

De Lima viajé a Huánuco en un moderno bus que me mostró lo grande que es la cordillera de los Andes con hermosos paisajes. Estuve a más de 3000 metros de altura en una parada del bus, y no me afectó en nada la altura. El paisaje cercano a Huánuco también era impresionante. Yo lo había percibido desde el avión en mi viaje anterior. Hasta aquí todo bien, pero, Huánuco ya no era la misma ciudad casi colonial que conocí en 1994. En 8 años había cambiado radicalmente, llena de autos, juegos de máquinas en todas partes. Una universidad nueva, construida en forma muy moderna. Todo era nuevo. Pero de los amigos de antes, sólo vi a unos pocos. Todo había cambiado. Volví de Huánuco por bus y de noche, con un dejo de pesar por la manera en que todo cambia en tan poco tiempo...

En 2003 fui socio fundador y Vice-Presidente de la Sociedad Chilena de Infectología Veterinaria. Esa sociedad partió muy bien, para luego decaer. Fui editor del boletín de la sociedad, que fue lo primero en discontinuarse por razones de todo tipo, pero fundamentalmente por inercia y poca dedicación. En el 2005 la sociedad me confirió el grado de Miembro Honorario, el que agradecí en un sentido discurso en la Casa Central de la Universidad de Chile. En su momento no acepté ser Presidente de la sociedad. De lo cual me arrepiento, porque la habría hecho funcionar aunque hubiera sido "on line". Lo mejor que tuvo la sociedad fue el estudio de vigilancia epidemiológica de las enfermedades transmisibles de pequeños animales de compañía. Estudio pionero en América Latina.


2.- Viaje a México. 2006

En 2006 fui a ciudad de México al lanzamiento del libro "Vaccinología Veterinaria" de los autores S. Mendoza, P. Berríos, José del Ciprián Carrasco y Eliseo Hernández. Los autores eran de la Universidad Nacional Autónoma de México. Cuautitlán Izcalli. Estado de México.Estuve en la casa de Eliseo Hernández quien junto a su señora Irma Tejeda, ambos Ph.D, me atendieron extraordinariamente bien. Los recuerdos de mi estadía son imborrables.El lanzamiento del libro fue en el Palacio de Minería, monumental edificio de majestusoa arquitectura francesa, que parece que se cae, debido a los terremotos que le han movido y alterado el piso, pero no se cae. Tuve que decir algunas palabras de agradecimiento, no exentas de emoción, y firmar libros que se vendieron como pan caliente.

En la UNAM, en veterinaria dicté una charla sobre la situación de la influenza equina y aviar en Chile. La Escuela de Veterinaria es de primera clase. Con una edificación propia de la ciudad de México. El campus es sencillamente monumental. Todo en grande y con mucho arte.

De todas las cosas bellas que tuve el gusto de conocer, la más extraordinaria fue mi visita, de dos días, al Museo Nacional de Antropología. Realmente había tantas obras de arte de los aztecas y pueblos contemporáneos, que tendría que escribir un capítulo entero para describirlas. Todo era impresionante. La tumba de Palenque, el calendario azteca, la serpiente emplumada Quetzacoalt etc etc etc...

3.- Premio Nacional a la Actividad Científica. Colegio Médico Veterinario de Chile. 2006

En enero de 2007 recibí el Premio Nacional a la Actividad Científica del año 2006, otorgado por el Colegio Médico Veterinario de Chile. Una distinción que aprecié mucho. El Dr. Hugo Díaz O. fue quien me propuso. A la entrega de premios del Colegio, asistió mi papá, mis hijos, hermanas y un par de nietos (hijos de una hija de unas de mi hermana). También asistieron dos alumnas de veterinaria de la UAB. Tuve que decir un discurso de agradecimiento. Me puse nervioso y no podía hablar, me saqué el pillo hechándole la culpa al micrófono. No quise hablar de ciencias ni menos de política. Hable de mi paso por la vida desde los chalupones de Calbuco, a las carretas de Curepto. De los vapores del sur de Chile a los ferrocarriles de la zona central. Del telégrafo al correo electrónico. De mis viajes a países vecinos y a Europa, primero en cuadrimotores turbohelice y luego en los grandes Jumbos. De cuando andaba a pata pelada en los esteros de Curepto y de cuando di charlas en Brasil, Uruguay y Perú. Fácilmente unos 50 años de actividades. No hablé de mis actividades científicas, para quienes quisieran saber algo más les indiqué que mi curriculum vitae estaba en el colegio Médico Veterinario. De cualquier modo pienso que merecía el premio, obviamente junto a otros colegas.


4.- Mi fugaz paso por las universidades privadas

En la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología, entre 1999 y 2001, hice clases de Enfermedades Virales junto al Dr. Livio Zurita A. quien hacía la sección de bacteriología. También participé en el curso de Microbiología de la Dra. Nancy Poquet (QEPD) colaborando en Virología. En Infecciosas eran tres cursos paralelos, lo que era una lata pagada.Tuve un ayudante "ad honorem" el Dr Jorge Valenzuela, un excelente alumno y actualmente un excelente profesional dedicado a los animales de vida silvestre

Fui director del Departamento de Patología entre julio y diciembre de 1999. Me retiré sin pena ni gloria porque no servía para esas funciones. Nunca me entendí con el decano Iván Palavicino (QEPD). Me retiré al ser mal interpretado en un problema de malas o malísimas notas que obtuvieron los alumnos del curso de infecciosas exclusivamente por no haber tenido el tiempo suficiente para estudiar un ramo que era de 6 horas semanales. Y hasta ahí no más llegó mi paso por la Ibero. De vez en cuando me topo con ex alumnos, unicitos. Les va bien en sus actividades, de lo cual me alegro mucho. Volví en 2010 a hacer unas clases. También me aplaudieron una clase...

El 2001 fui profesor ayudante de la Cátedra de Inmunología en la Universidad Mayor. Una Universidad de cierto prestigio. Me llevó la Dra. Macarena Vidal jugando un poco con que iba a hacer clases de Virología. Los alumnos se veían de mayor poder económico. Y se portaban mal en los prácticos de inmunología, conversaban y conversaban. Tuve que hacer los prácticos mesón por mesón. Un día me aburrí y empecé a tocar un poste en clave. Un alumno me preguntó que hacía y le dije que les estaba enviando un mensaje en clave Morse. Al preguntarme sobre qué decía, le contesté: Cállense m.....! Se callaron unos minutos y siguieron... Una alumna me dijo que tuviera cuidado porque ellos calificaban a sus profesores a final de año, yo le contesté que en esa universidad no iba a seguir así que podían poner lo que quisieran. No volví.

El 2003 hice clases de Virología en la Universidad de Viña del Mar. Todo un caso con alumnos que venían de otras carreras. Sólo recuerdo los viajes a Viña en época que no era precisamente de veraneo.

Desde el 2006 hice clases de enfermedades virales en la Universidad Andrés Bello. Desde el 2008 realicé prácticos de Virología lo que fue un craso error de mi parte. En esta universidad se repite la tendencia de las carreras de veterinaria que van aumentando en número de alumnos pero no en calidad. Ocurre en todas las universidades. Y algo que también es universal, la ubicación de ramos de tercer año en primero y segundo año. Eso debe ser bueno en Europa, USA y Oriente en que tienen alumnos de selección, muy competitivos y de muy buen rendimiento. Veremos que pasa con el tiempo. A lo mejor es útil...Voy a extrañar a muchos amigos alumnos de la UAB, amigos que no tuve en otras universidades privadas... Mi estadía en la UNAB fue extraordinariamente positiva entre 2006 y 2010! Hasta me aplaudieron unas clases...

Posteriormente hice clases en la UPV y UPA.  Terminé de hacer clases universitarias justo al cumplir 50 años de profesión en 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada