miércoles, 22 de junio de 2011

INTERFERON. CALICIVIRUS FELINO

Infección por Calicivirus Felino

Introducción
La infección por calicivirus felino ocasiona una gingivitis - estomatitis en la especie felina.Además de su papel específico en estas infecciones orales, el calicivirus felino también está implicado en el llamado complejo de la gripe felina y en estomatitis recurrentes observadas frecuentemente en gatos inmunodeprimidos infectados de forma persistente por los virus de la Leucemia Felina o la Inmunodeficiencia Felina (FeLV o FIV) (Thiry, 2002).

Etiología
Familia: Caliciviridae
Género: Vesivirus
Calicivirus Felino (FCV)
Tasa de mutación elevada, diversidad antigénica
Virus ARN pequeño y sin envoltura
Pertenece al grupo de patógenos responsable del complejo de la gripe felina
Virus altamente citolítico
Persiste en el ambiente durante 1 semana - sensible al hipoclorito sódico (lejía doméstica común)

Transmisión
Fuente: gatos infectados de forma aguda y crónica
✔ Directa: "de gato a gato" (ruta oronasal)
✔ Indirecta: a través de la contaminación del ambiente (p.ej. recipientes para la comida)

GATO sano
Transmisión vírica
Cambio de Estado
Infección primaria
Multiplicación vírica - incubación: 3-4 días
Excreción Excreción bucal y nasal - 30 días
Gato infectado crónicamente
Gato infectado de forma aguda
15 - 20% de portadores crónicos de por vida
50% de portadores crónicos durante 75 días

Patogenia
Tras la infección de la orofaringe, la actividad citolítica del virus produce vesículas y úlceras en la cavidad oral. El virus se disemina localmente en el tubo
digestivo, sistema respiratorio y en los ojos (Gaskell y Dawson, 1994). La viremia
aparece 3 o 4 días después, y el virus se distribuye por todo el cuerpo, con aislamientos descritos en, por ejemplo, cerebelo, membrana nictitante, riñón, ganglios linfáticos y pulmón, pero se dedica principalmente a volver a la mucosa oronasal y a los ojos. En gatitos, pueden afectarse las articulaciones. La neumonía primaria es poco frecuente, y se debe a la propagación directa de pequeñas gotas infecciosas hacia los pulmones. El virus tiene un efecto de necrosis en las células epiteliales: aparecen vesículas y úlceras con un infiltrado por neutrófilos.

La infección aguda por calicivirus se caracteriza por las lesiones orales definidas como palatitisglositis; en este caso, las úlceras pueden verse sobre la lengua,
especialmente en su aspecto marginal, y sobre el paladar. Courtesy: Guy Camy

Punto de multiplicación vírica primaria en la orofaringe

DISEMINACIÓN LOCAL VIREMIA
Cavidad oral: Lengua, paladar Nariz: Epitelio nasal Ojo: Conjuntiva
Otras localizaciones: articulaciones (en gatitos), pulmones, membrana nictitante,
riñón, cerebelo, ganglios linfáticos

La inflamación intensa se acompaña de fiebre que, normalmente, evoluciona de forma
bifásica, con un pico 24 horas después de la infección, y un segundo pico de 4 a 7 días después.
El calicivirus felino muestra un grado elevado de variabilidad antigénica. Un gato puede ser infectado sucesivamente por varias cepas, y cada infección irá acompañada de signos clínicos. En los EEUU se ha asociado a cepas hipervirulentas con elevadas tasas de mortalidad, precedidas de los signos clásicos de la infección por calicivirus pero también de pancreatitis hemorrágica, esplenomegalia y congestión pulmonar. Esta situación clínica aún no ha sido observada en Europa.
La estomatitis crónica está asociada a la infección crónica de las tonsilas, ulceración proliferativa de las criptas tonsilares y una secreción continua de saliva.

Signos clínicos
La enfermedad aguda se caracteriza principalmente por las lesiones de ulceración oral y la hipertermia. La rinitis y conjuntivitis se asocian a la descarga oculonasal. El
calicivirus felino es, por lo tanto, uno de los patógenos responsables de la gripe felina. La enfermedad aguda se resuelve en 2 a 4 semanas. Con menor frecuencia puede que el calicivirus felino ocasione otras lesiones: neumonía o artritis en gatitos (Hurley y Sykes, 2003).

La enfermedad crónica queda restringida en la cavidad oral, con úlceras recurrentes. La asociación con FIV puede ser la responsable de la estomatitis crónica, y su tratamiento resulta complicado por la inmunodeficiencia.
La enfermedad aguda por reinfección debe diferenciarse de la infección crónica. En este caso, el gato que ya había sufrido una infección aguda por calicivirus vuelve a estar enfermo, con los mismos signos clínicos agudos, aunque reducidos por la inmunización previa.

Tratamiento médico
El único agente antivírico que podría aplicarse para tratar la infección por calicivirus felino es el interferón omega felino recombinante. De este tratamiento se puede esperar que reduzca la gravedad de las lesiones agudas y prevenga el establecimiento de una infección crónica. También puede utilizarse para mejorar la condición clínica de los gatos que sufren lesiones orales crónicas habitualmente asociadas al calicivirus felino.
Normalmente, los antibióticos de amplio espectro pueden evitar infecciones bacterianas secundarias, especialmente en los casos más graves. Deben utilizarse antibióticos con una buena difusión en la cavidad oral.

INFECCIÓN POR CALICIVIRUS
Enfermedad •
Tialismo
Úlceras bucales
Descarga nasal (ocular)
Sospecha Clínica
Búsqueda de otras enfermedades
Repetir la torunda orofaríngea
RT-PCR
(ARN vírico)
Lesiones agudas Lesiones recurrentes
Forma aguda Forma crónica
Torundas – cepillado: orofaríngeo, nasal y conjuntival
(FCV?)
Torunda orofaríngea (especialmente en los arcos palatoglosos) repetido semanalmente durante 4 a 6 semanas
Test para retrovirus:
Serología para FIV
Antigenemia de FeLV o RT-PCR
Negativo Positivo FeLV/FIV - FeLV/FIV +
Sí:
Negativo cierto
No: Falso negativo

Infección por calicivirus felino
Búsqueda de otras enfermedades
Infección por retrovirus:

La acción a emprender depende del pronóstico
¿Vacunado?
Aproximación al diagnóstico
Los gatos infectados deben mantenerse en un entorno cálido, son suficiente humedad.
Puede que les resulte difícil comer y beber debido a las lesiones orales. La alimentación debe adaptarse a la situación del gato: dietas semilíquidas apetitosas. Si el gato estuviera deshidratado, la rehidratación estaría indicada por ruta parenteral.

Referencias

• Gaskell R.., Dawson S. (1994) Viral-induced upper respiratory tract enfermedad. In: Gatos medicine and therapeutics, E.A.
Chandler, C.J. Gaskell and R.M. Gaskell, editors, Blackwell scientific publications, Oxford, 453-472.
• Hurley K.F., Sykes J.E. (2003) Update on gatos calicivirus: new trends. Vet. Clin. North Am. Small Anim. Pract. 33, 759-772.
• Thiry E. (2002) Calicivirose féline. In: Virologie clinique du chien et du chat, Collection virologie clinique, Editions du Point Vétérinaire,
98-104

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada