sábado, 15 de octubre de 2011

Neoplasias en Pequeños Animales Dr. Flavio Briones S. y Dra. Patricia Escarate C.

Neoplasias en Pequeños Animales
Dr. Flavio Briones S. y Dra. Patricia Escarate C. Médicos Veterinarios

Introducción:

Mientras Médicos Veterinarios han estado tratando y estudiando el cáncer durante algún tiempo, solo desde finales de los 80 la oncología médico veterinaria es aceptada como una
especialidad certificada por el Colegio Medicina Interna Veterinaria de Estados Unidos. En 1994, la radiación oncológica fue aceptada igualmente como una especialidad. Por lo menos en parte, ésta fue una respuesta al creciente número de casos de cáncer en animales y al deseo de los
dueños de estos animales domésticos a tener opciones de tratamiento, además de la eutanasia.

Los tres tratamientos normales para el cáncer en humanos: la cirugía, terapia de radiación, y quimioterapia, se han adaptado para ayudar a los animales con cáncer con éxito. Mientras la meta al tratar a las personas es curar el cáncer, el enfoque terapéutico en los animales es aliviar el dolor y sufrimiento y extender su vida, con tal de que la calidad de esa vida se pueda
conservar, por consiguiente, el tratamiento es mucho menos agresivo que en humanos.
Las metas del tratamiento pueden diferir, pero el cáncer en animales y humanos es
encialmente la misma enfermedad. Cualquier trabajo que aumente el conocimiento sobre cáncer,
independientemente si esta enfocado en humanos o animales, es sumamente importante.

La importancia de la oncología veterinaria se puede resumir en los siguientes puntos:
Para sus dueños, los animales de compañía son verdaderos miembros de la familia.
Numerosos estudios han mostrado que los lasos emocionales entre humano y animales es tan real como estos lasos entre los humanos. Para muchas personas los animales domésticos son el substituto de los miembros familiares e incluso más, para aquéllos que quedan viudos o viven lejos de sus familias y amigos, un fenómeno en aumento en la sociedad móvil de hoy en día.
La angustia mental y la ansiedad experimentadas por los dueños de animales con cáncer es innegable. Un diagnóstico de cáncer es traumático, pero es menos traumático si el dueño tiene opciones, además de la eutanasia. Los Médicos veterinarios deben poder ofrecer a estos
animales y sus dueños la posibilidad de aliviar el dolor o sufriendo, conjuntamente con aumentar la sobrevida del animal e incluso su curación.
El estudio y tratamiento del cáncer en los animales no cuenta con los recursos del estudio y tratamiento de cáncer en humanos.
Normalmente el tratamiento del cáncer animal y los programas de la investigación en este campo se realiza en las escuelas de Medicina veterinaria y clínicas pertenecientes a universidades,
completamente separados de los programas de cáncer humanos.
Por otra parte, las personas deben pagar por el tratamiento del cáncer en sus animales con
dinero que podría ser destinado a actividades tales como vacaciones, mejoras de la casa,
ahorro o otra actividad de ocio.
Cuando los investigadores del cáncer veterinarios reciben financiamiento de una organización como los Institutos Nacionales de Salud, es a menudo porque su investigación tiene importancia directa en la mejor comprensión o tratamiento del cáncer en humanos.

El cáncer estudiado en animales aporta importante información al estudio del
cáncer en humanos.
El modelo de prueba de nuevas terapias anti neoplásicas consiste en transplantar o inducir
artificialmente esta patología en ratas del laboratorio o ratones, para luego observar el efecto del fármaco. Si los resultados de laboratorio son promisorios, se continúa con estudios clínicos que involucran a las personas. Sin embargo, a menudo el tratamiento no produce los mismos
resultados prometedores, posiblemente porque los roedores son tan diferentes de los
humanos, o quizá porque el cáncer era inducido y no ocurrió espontáneamente o naturalmente.

Los gatos y perros con cáncer son un mejor modelo de lo que pasa en las personas, porque su cáncer ocurre espontáneamente y ellos son fisiológicamente más similares a los humanos. Los animales domésticos viven en las casas y comparten el ambiente de vida de los humanos. Seria interesante diseñar estudios que incorporen el estudio de nuevos fármacos antineoplásicos en animales de compañía. Por supuesto, estos ensayos clínicos deben diseñarse de tal forma que
aseguren que el animal no corre riesgos innecesarios o dolor, al igual que los ensayos clínicos humanos.

Los trabajos en el osteosarcoma canino es uno de los buenos ejemplos de cómo la oncología veterinaria pueden beneficiar a los humanos. El osteosarcoma es relativamente común en perros y raro en los humanos. El tratamiento normal era la amputación del miembro; pero actualmente no es la única opción. El Médico veterinario Dr. Withrow contribuyo a mejorar el tratamiento del
osteosarcoma dirigiendo ensayos clínicos con perros en los que evaluó formas diferentes de usar cirugía junto con quimioterapia. También evaluó nuevas técnicas quirúrgicas para extraer los tumores y reconstruir el miembro. Los caninos son muy buen modelo para el osteosarcoma
humano, la histología es la misma, se disemina de la misma manera y responde a la quimioterapia como él hace en los humanos. Esto también es aplicable en los linfomas no – Hodgkinsonianos, que es mucho más común en perros que en seres humanos.

Los animales de compañía son un modelo útil también por otra razón: el tiempo. El cáncer progresa más rápidamente en animales que en humanos y por consiguiente los datos del estudio clínico está más rápidamente disponible. Por ejemplo, sólo toma ocho a nueve meses la diseminación del cáncer de glándula mamaria en perras, contra a lo menos cinco años en mujeres.
Habría que hacer un seguimiento a un niño durante 20 años después de un tratamiento, para comprobar que el cáncer no se repite, pero en un animal bastaría con un año. De esta forma, los animales con cáncer son una fuente potencial de datos relativamente rápidos que pueden ayudar a la investigación del cáncer humana.

Actualmente se esta investigando cómo los animales domésticos pueden servir como "centinelas" para los modelos cambiantes de desarrollo del cáncer en humanos. Debido a que perros y gatos comparten el ambiente con los humanos, ellos pueden ayudar a la detección de factores que pueden estar contribuyendo a la presentación del cáncer.
Neoplasias en Pequeños Animales

II CONCEPTO DE NEOPLASIA

Neoplasia significa “neoformación” o “nuevo crecimiento” y se define como “una proliferación excesiva, incontrolada, autónoma e irreversible de células. con características morfológicas y funcionales que se alejan de sus precursoras”. Para Willis las características que definen una
neoplasia., son tres:
- formar una masa anormal;
- tener un crecimiento excesivo; incontrolado y autónomo, y
- persistir aun después de desaparecer la causa que la desencadenó.

Tumor significa en patología “tumefacción” y en este sentido se utiliza como signo cardinal de la inflamación. Sin embargo, la costumbre ha ido identificando tumor y neoplasia, de tal manera que actualmente se usan con el mismo sentido. El término cáncer (del griego καρκμνοσ, cangrejo) fue introducido por Hipócrates y se utiliza como sinónimo de tumor maligno. La ciencia que trata el estudio de los tumores se llama oncología.

'¡Ver el trabajo completo en Internet!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada